No te olvides de pasar tiempo a solas si quieres sentirte mejor

Nos guste más o nos guste menos, somos seres sociales y estamos diseñados para relacionarnos. Durante mucho tiempo, las investigaciones han demostrado que las conexiones sociales son fundamentales para nuestro bienestar físico y emocional. Sin embargo, pasar tiempo a solas también juega un papel fundamental en nuestra salud mental. Estar cerca de otras personas conlleva recompensas, pero también nos puede generar estrés: Buscamos la aprobación de los demás, modificamos nuestro comportamiento para evitar el rechazo, escuchamos activamente… Incluso algunas personas, nos pueden robar nuestra energía positiva haciendo que nos quedemos agotados después de pasar un rato con ellos.

Pasar tiempo a solas te da la oportunidad de liberarte de las presiones sociales y aprovechar tus propios pensamientos, sentimientos y experiencias.

¿Por qué es tan importante pasar tiempo a solas?

Aprendes a escucharte: Sentirte cómodo en tu propia compañía puede darte tiempo y libertad para explorar verdaderamente tus propias pasiones sin interferencias. Puede ser una forma de probar cosas nuevas, investigar temas que te fascinen, adquirir conocimientos e incluso practicar nuevos métodos de autoexpresión. Darte un tiempo a solas significa que puedes explorar estas cosas sin las presiones e influencias que otros te puedan establecer. Tener tiempo para uno mismo es fundamental para el crecimiento y el desarrollo personal. En lugar de preocuparte por las necesidades, intereses y opiniones que puedan tener los demás, el tiempo a solas te permitirá concentrarte en ti mismo.

Serás más creativo: Pasar tiempo a solas te dará la oportunidad para dejar que tu mente divague y fortalezca su creatividad. No tendrás la necesidad de estar preocupado por otras personas o de tener que estar interactuando con ellas, podrás ignorar el ruido externo y concentrarte en tu interior. De hecho, las investigaciones sugieren que estar solo puede provocar cambios en el cerebro que ayudan a impulsar el proceso creativo. Otros estudios psicológicos, han puesto de manifiesto que los famosos brainstorming son más productivos si se llevan a cabo en solitario. Supuestamente, para los problemas complejos se encontrarán soluciones más rápidas si las personas trabajan solas y no en grupo.

Aumentarás tu autoestima: Cuando pasas tiempo a solas, descubres que sí, que eres suficiente y que no necesitas estar en contacto con otras personas ya sea online o de manera presencial, para sentirte bien.

Estar solo no es fácil

El tiempo a solas puede ser un desafío para algunas personas por muchas razones. Veamos algunas de ellas.

Siempre has estado rodeado de gente: Algunas personas pueden no estar acostumbradas a estar solas porque están muy acostumbradas a estar con otras personas. La ausencia repentina de estimulación social puede hacer que se sientan separados o desconectados. 

Puedes tener pensamientos y sentimientos angustiantes: Pasar tiempo a solas y concentrarte en tí mismo puede ser difícil o incluso doloroso para algunas personas. Las personas pueden encontrar angustiosa esta introspección o verse envueltos en preocupaciones y en un exceso de pensamientos negativos.

Miedo al estigma social: Parece que la sociedad no ve con buenos ojos a la persona que le gusta estar solo. Este estigma puede influir en la configuración de cómo se sienten las personas acerca de la soledad. Para aquellos que han estado expuestos a actitudes negativas hacia la soledad o que lo ven como una forma de comportamiento antisocial o rechazo social, la soledad puede parecer una forma dolorosa de castigo. Pero eso no es así, la soledad nos ayuda a regular nuestras emociones y nos produce un efecto calmante que nos prepara para relacionarnos mejor con los demás.

¿Cuántas veces has dejado de hacer algo porque no querías hacerlo solo?

Yo sola no voy a ir al cine…

¿Yo? ¿Irme a cenar solo al restaurante que tantas ganas tengo de ir? Prefiero cenar en casa…

Si nadie se viene, me quedaré en casa…

A menudo, las personas evitan hacer cosas con las que disfrutan si nadie le va a acompañar. Y aquí volvemos a recordar el estigma de estar solo.

Pensamos que, si vamos al cine solos, todos los que estén allí nos mirarán y cuchichearán sobre nosotros. Si vamos a un restaurante y pedimos mesa para uno, el camarero se extrañará y nos juzgará pensando que somos un bicho raro.

Pues no. Eso no pasará. Son solo pensamientos generados por tu miedo y tus inseguridades. Si hay momentos en los que no tienes con quien salir, anímate a hacerlo tú solo. Verás como no ocurre nada malo y te quedarás con la experiencia de haber sido valiente y la recompensa de haber hecho lo que te apetecía en ese momento.

¿Cómo descubro si necesito tiempo a solas?

No siempre es fácil reconocer las señales que te podrían indicar que necesitas un tiempo a solas, pero algunas señales a tener en cuenta son:

  • Estar irascible
  • Sentirse de mal humor
  • Tener problemas para concentrarse
  • Sentirse sobreestimulado
  • Tener ansiedad cuando vas a quedar con alguien (siempre que no sepas que es por otro motivo)

Si te sientes así, un poco de tiempo a solas puede ayudarte a sentirte mejor. 

¿Cómo aprendo a pasar tiempo a solas?

Si estás pensando en pasar algún tiempo a solas, es importante que lo hagas de forma que sea favorable para tu bienestar psicológico. Te enseño cómo sería una buena opción para dedicarte tiempo a solas.

Planifica el momento: Piensa cuándo te gustaría pasar un tiempo a solas. Escoge ese tiempo en tu horario y asegúrate de que las personas que te rodean sepan que no deben interrumpirte durante esos minutos u horas.

Adiós redes sociales: Elimina todo lo que invita a que estés comparándote constantemente. Debes estar concentrado en tus pensamientos e intereses, no en qué cosas están haciendo otras personas.

Prepara el ambiente: No todo el mundo se siente cómodo pasando tiempo a solas, por lo que puede resultarte útil planificar lo que quieras hacer en ese tiempo. Por ejemplo: Tomar un baño relajante, pintar mandalas, tomar tu bebida favorita mientras que estás tumbado en el sofá…

Prueba a estar fuera de casa: Estar al aire libre puede tener un impacto beneficioso en tu bienestar. Si te sientes encerrado y angustiado al estar en un espacio cerrado con mucha gente, como puede ser tu lugar de trabajo, sería bueno que salieras a caminar un poco a lo largo del día.

Cada persona tiene diferentes necesidades de soledad y tiempo social, así que intenta encontrar un equilibrio entre los dos que se adapte a tus necesidades. Algunas personas pueden necesitar solo unos minutos de vez en cuando para restablecer el mal humor, mientras que otros pueden requerir períodos más extensos de tiempo a solas.

¡Aprende más visitando el blog o visita mi instagram!

Con mucho amor,

Noelia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *