La mejor manera de pedir perdón

Si hay algo difícil de conseguir es ir por la vida sin tener que pedir perdón ni una sola vez. No importa lo bueno que seas y lo que te esfuerces en hacer bien las cosas, equivocarse es de humanos. Los errores forman parte de nuestras vidas y, a veces por suerte, y otras por desgracia, metemos la pata. Cuando esto ocurre, debemos pedir perdón. En ocasiones, no siempre pedimos perdón de manera adecuada. Por ello, hoy aprenderemos la fórmula correcta que debería tener una disculpa.

¿Cuántas veces te han hecho daño y te han soltado un “perdón” que no suena a perdón?

La mayoría de las veces, el dolor que causamos a otra persona, no es intencional. En mi consulta de psicología, veo que muchas personas han hecho daño a alguien. La mayoría de esas personas lo hicieron de manera involuntaria. Independientemente de la intención, el daño sigue ahí. Si algo puede ayudar a reparar el dolor que hemos causado es pedir perdón. Disculparse siempre es sano y refuerza nuestro bienestar.

Perdón. Solo con pronunciar esta palabra, no conseguiremos mucho cuando hemos tenido un conflicto grave. La otra persona debe ver algo más por nuestra parte.

Sigue leyendo para ver cuál es la fórmula correcta si quieres disculparte con alguien.

¿Cómo puede actuar una persona que se ha equivocado?

Yo me tropiezo contigo y te caes al suelo haciéndote daño en una pierna. Yo no lo he hecho de manera intencionada, pero sé que, por mi torpeza en ese momento, he hecho que te sientas molesto.

Independientemente de mi intención, tendría que disculparme contigo. Necesito ofrecerte una buena disculpa. Porque, si te hago daño, necesito hacer algo para tratar de aliviarlo.

Importante: Pedir perdón te ayudará a sentirte mejor, pero la disculpa es para el otro, no para ti. La otra persona puede optar por perdonarte rápidamente y olvidar lo sucedido o pueden escoger no perdonarte. Es una decisión que deben tomar ellos y siempre deberías de respetar.

Más Importante: Si estás en una situación dónde te han hecho daño y no quieres perdonar, estás en tu derecho, pero recuerda: El rencor es una toxina, el perdón es un nutriente (ya hablé de esto hace un tiempo en mis redes sociales). Todos cometemos errores. Escucha con atención cuando una persona te pida disculpas y valida sus emociones ¿Te gustaría que actuaran de esa manera si fueses tú el que pide perdón?

La fórmula perfecta para pedir perdón

Ya hemos llegado a la clave para pedir disculpas.

Ahí va la fórmula:

Pedir perdón= S+E+I+P

Y tú dirás: ¡¿Qué?!

Calma, que te lo descifro:

S= Sentimientos. Tienes que expresarle a la otra persona cómo nos sentimos. Por ejemplo: Me siento fatal por lo que ocurrió, llevo todo el día triste por lo que te dije anoche…

E= Empatía. Debes hacerle ver a la otra persona que entendemos su situación. Es importante validar sus emociones. Por ejemplo: Entiendo que te sientas enfadado, si hubiera sido al revés yo también lo estaría.

I= Impacto: Deja claro que conoces el impacto de lo ocurrido. Por ejemplo: Sé que al mentirte has dejado de confiar en mí.

P= Perdón: Ahora sí. Después de expresar tus sentimientos y de empatizar con la persona dejándole claro que ha sido importante lo que ha ocurrido, puedes pedir perdón.

Un ejemplo de una buena disculpa podría quedar así: Me siento mal por la discusión que tuvimos anoche, entiendo que estés molesto porque dije cosas que hirieron tus sentimientos. Sé que debo aprender a gestionar mi rabia porque las cosas que digo son horribles. Lo siento mucho. Espero que puedas perdonarme.

Lo que acabas de leer suena mucho mejor que un simple: Perdón por lo de anoche/perdóname/lo siento ¿verdad?

Si has metido la pata, si sabes que has herido los sentimientos de la otra persona… Pide perdón con esta fórmula. Dejemos a un lado los: “lo siento” o “perdón” a secas. Esos que no sirven de mucho a la otra persona y terminarán por desgastar la relación.

Errar es de humanos, rectificar es de sabios y perdonar es divino. Alexander Pope.

Espero que pongáis en práctica esta fórmula para pedir perdón

¡Nos vemos en el próximo blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.