Cuando un año termina

Cuando un año termina, siempre me repito esta frase: Lo hiciste lo mejor que pudiste. En general, siempre estoy contenta con los resultados que he obtenido, pero esto lo consigo gracias a que he confiado en mí a lo largo del año. Cuando las cosas iban bien y cuando las cosas no iban tan bien.

No nos damos cuenta de lo importante que es tener una buena autoestima y autoconfianza hasta que llegan días en los que nos paramos unos minutos a reflexionar sobre nosotros y las circunstancias que nos rodean.

Un año da para mucho, y este 2020 ha dado para mucho más. Ha sido un año difícil, que nos ha puesto a prueba, donde hemos tenido que reinventarnos, luchar contra el miedo y la desesperación y abrazarnos desde la distancia.

Este año nos ha moldeado. Fueron necesarias todas y cada una de las situaciones que hemos vivido para aprender que el control, es solo una ilusión. En cualquier momento la vida nos puede cambiar todos los planes que teníamos por muy seguros que estuviéramos de que iban a realizarse.

Nos encanta intentar controlar el futuro, sin darnos cuenta de que el único momento en el que podemos controlar algo es en el momento presente. Piénsalo.

No quiero entrar en los tan ansiados propósitos de año nuevo, esos en los que la motivación nos duran unas pocas semanas, pero me gustaría que para el año que viene, aprendieses a disfrutar del momento presente. No es tarea fácil, pero si lo practicas llegarás a conseguirlo.

Ejemplos:

 Cuando vas con tus amigos a tomarte unas cañas, piensa: Qué bien me siento de estar con la gente que quiero disfrutando de este día.

Cuando vas a celebrar el cumpleaños de un familiar, piensa: ¡Qué suerte de poder estar aquí compartiendo este momento un año más!

Cuando haces un viaje, piensa: Qué afortunado soy de poder ver esto en persona.

Cuando has terminado el día y te tumbas cansado en el sofá, piensa: Es momento para descansar y disfrutar con lo que me gusta hacer: leer, ver una serie…

Este año hemos tenido la oportunidad de tener eso que tanto deseamos: Tiempo. Un tiempo bien aprovechado. Me da igual si durante el momento que estuviste confinado aprendiste a ser el mejor cocinero, escribiste un libro o te tiraste todo el día tumbado en el sofá viendo Netflix. Con la situación que estábamos viviendo, permitirnos hacer lo que nos pedía el cuerpo en ese momento, era la opción correcta.

Antes de terminar este año, me gustaría proponerte un ejercicio de introspección:

Coge un bolígrafo y papel y empieza a pensar respuestas para estas preguntas:

  1. ¿Qué me enseñó este año?
  2. ¿He crecido personalmente?
  3. ¿Cómo he luchado contra el estrés?
  4. ¿De qué manera podría cuidarme mejor en el 2021?
  5. ¿Tengo miedo a algo?
  6. Si me libero del miedo que siento, ¿en qué cambiaría mi vida?
  7. ¿Qué pequeña cosa puedo hacer para cambiar mi vida a mejor?

La autoconciencia es una parte esencial del crecimiento. Una vez contestadas las preguntas podrás ver si estás bien en el lugar que estás ahora mismo o tal vez, tengas trabajo que hacer.

Tú importas, y mucho.

No quiero que acabe este año sin antes recordarte unas cosas que pueden venirte bien:

  • Hay personas que te quieren, incluso en tus días más difíciles.
  • Cuando pienses que te vas a desbordar, respira profundamente tres veces.
  • No tienes que esforzarte por la perfección. ¿Aún no has entendido que la perfección no existe?
  • La felicidad puedes encontrarla principalmente en los pequeños momentos.
  • Aprende a ser asertivo, es una forma de autorespeto.
  • No eres responsable de la felicidad de otras personas.
  • Eres suficiente.
  • La autocompasión es una parte importante del proceso de curación.
  • Sé amable contigo mismo, siempre vas a tener tu compañía.

Si este año nos ha demostrado algo es cuánto importan los pequeños momentos. Así que, para el próximo año, date permiso para disfrutar de todas las cosas que te iluminan. Al final de cada día, no olvides lo mucho que importas.

Y recuerda:

Lo hiciste lo mejor que pudiste, a tu manera, siempre pensando que era lo mejor. No creas que te has equivocado, estás donde debes estar. Un nuevo comienzo llega, vívelo con ilusión. ¡Feliz 2021!

Con mucho amor,

Noelia.

¡Si conoces a alguien al que le pueda venir estos ejercicios, comparte con él el artículo!

Visita mi perfil de instagram o mi blog

2 comentarios en “Cuando un año termina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *