Comenzar de nuevo después del divorcio puede parecer toda una aventura. Algunas personas se sentirán apenadas y otras liberadas.

¿Has pensado en qué bando te sitúas tú?

Te sientas liberado o apenado, tengas mejor ánimo o peor, el estrés psicológico te va a acompañar si tienes hijos, bienes en común, hipoteca… Hasta que no te adaptes a tu nueva vida (que te vas a adaptar) es normal que sufras un desgaste mental. Por ello, hoy voy a dejarte unas pautas que te ayudarán a que ese camino sea más fácil.

Descubre quién eres y qué quieres

Durante la duración de tu matrimonio, una parte importante de tu identidad estuvo ligada en gran medida a tu papel como pareja.

Como siempre digo a mis pacientes cuando empiezan una relación:

¡Cuidado! Cuando estás conociendo alguien durante los primeros meses, sueles fijarte solamente en en los aspectos individuales de esa persona: Qué bien me trata, me hace reír un montón, es guapísimo, es muy divertida… Pero no sueles fijarte en sus circunstancias personales: Si se va todos los sábados a la montaña, si tiene tres perros, si es súper familiar y le encanta pasar los fines de semana con sus padres, si es solitario y necesita períodos de tiempo para hacer cosas solo…

Esas cosas parece que las pasamos por alto y son muy importantes tenerlas en cuenta cuando nos emparejamos.

Digo esto para que entiendas que la vida que tenías en tu matrimonio quizás (es muy probablemente) estaría condicionada a la otra persona: planes que le gustaban a él, planes que os gustaban a los dos, cosas que no podías hacer por su falta de tiempo…

Establecer una identidad renovada puede ayudarte a avanzar hacia la curación.

Preguntas para ayudarte a saber quién eres:

  • ¿Qué te gustaba hacer antes de casarte?
  • ¿Qué te gustaba hacer cuando te casaste sin tu pareja?
  • ¿Hay cosas que dejaste de hacer y que te gustaría retomar?
  • ¿Mis valores han evolucionado con el paso del tiempo?

Plantea metas:

Es probable que la autoestima baje después de un divorcio y no te apetezca hacer muchos planes con otras personas al principio. Puedes usar ese tiempo para trabajar hacia metas individuales que siempre has querido lograr.

Tal vez siempre hayas tenido la espinita clavada porque hayas querido seguir estudiando y siempre lo ibas dejando, quizás quieras bajar de peso y sentirte más en forma, llegar a correr 10 kilómetros sin pausas…

Establecer una meta y llegar a alcanzarla te hará no tener tantos pensamientos rumiativos con el divorcio y te ayudará a que tu autoestima se eleve.

Tienes que cuidarte

Cómo hemos dicho al principio, es normal sentir estrés durante este proceso. Practicar el autocuidado puede llevarte a gestionar de mejor forma las emociones negativas.

Algunas ideas para el autocuidado:

  • Reservar tiempo durante la semana para practicar deporte
  • Cuidar tu alimentación
  • Preparar un plato que te guste
  • Salir a caminar
  • Ver una puesta de sol
  • Tomar un baño/ducha relajante
  • Mimarte poniéndote cremas
  • Encender una vela mientras reflexionas
  • Practicar ejercicios de relajación
  • Rodearte de gente que te hace sentir bien

Centrarse en el crecimiento personal:

Si miras el divorcio como una experiencia de aprendizaje, puedes tomar medidas para mejorar tu vida. Nunca es tarde para crecer en lo personal. Te dejo unos libros que te ayudarán con tu crecimiento personal tras el divorcio.

Hoy te dejo ir – Antonia L

Yo después de ti – Gio Zararri

Cualquiera de estos libros te ayudará a mejorar tu crecimiento personal tras un divorcio, ya que están escritos con la sensibilidad que se merece el proceso de una separación.

Trabaja tu autoestima

Seguir adelante después del divorcio requiere que desarrolles un sentido de amor propio porque la verdad es que, si no te sientes feliz contigo mismo, es probable que no atraigas ninguna relación sana en el futuro.

Tener una mala autoestima puede llevarte a buscar la validación de los demás, lo que en última instancia no contribuye a tener relaciones felices

Lo ideal para mejorar la autoestima es acudir a terapia y que un psicólogo te ayude con un plan personalizado. En mis sesiones utilizo una guía para trabajar todos los aspectos de la autoestima, pero cada paciente va a un ritmo distinto, hay ejercicios que sé que no debería de aplicar, otros que sé que le valdrán un montón y áreas en las que tenemos que enfocarnos más que en otras. Por eso, creo que la terapia individual es la mejor opción.

Si ahora mismo no entra dentro de tus planes, pero quieres leer más acerca de este tema, el libro Autoestima automática es bastante completo, con ejercicios que te ayudarán.

Por último… ¡Socializa!

Puedes sentirte tentado a aislarte o guardarte tus problemas para sí mismo después del divorcio. Pero acercarte y hablar con las personas que se preocupan por ti puede desempeñar un papel importante para seguir adelante después del divorcio.

Tener apoyo social es un recurso clave para las personas que se enfrentan a un divorcio. Estar con la gente que quieres te ayudará a tener más emociones positivas, ser más optimista en cuanto al futuro y sentir que tus emociones son validadas.

Y… Hasta aquí el artículo sobre Comenzar después del divorcio. Si tienes más consejos o pautas que a a ti te funcionan, puedes ponerla en los comentarios y así, entre todos, nos ayudaremos.

Con mucho amor,

Noelia.

11 comentarios en “Comenzar después del divorcio”

  1. Para mi está siendo especialmente dificil esta etapa, y mira que he pasado por muchas cosas en esta vida. Ya hace cinco meses que firmé los papeles del divorcio y me sigo sintiendo rara, espero que eso se pase y vuelva a encontrarme a mi misma. Deje de ser yo para ser cocinera, lavandera, limpiadora, madre, esposa… Necesito recuperar mi esencia, pero no se cómo hacerlo.

    1. Es normal que tras varios meses te sigas siento un poco «rara». Con el paso del tiempo irás viendo cómo esto mejora. Para recuperar tu esencia puedes apoyarte en las preguntas del inicio del artículo: descubre qué te gusta hacer, qué te hace disfrutar, qué personas te hacen sentir bien, así obtendrás muchas respuestas. Recuerda: No hace falta volver a la que eras en un pasado, siempre tenemos que buscar una versión 2.0, una versión mejorada. Un saludo.

  2. Gracias por el aporte,no todo el mundo puede pagar la terapia y mas si te estas divorciando, me apunto lo de los libros por si me puede ayudar. Es genial que al menos deis pautas, siempre ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio